Osakidetza condenada a pagar 60.000€ a un trabajador por no evitarle riesgos psicosociales

    La Federación de Sanidad de CCOO ha denunciado que Osakidetza ha vuelto a ser condenada a indemnizar a un trabajador de su plantilla, esta vez uno de sus médicos de salud laboral, por no haber tomado ninguna medida para evitarle los riesgos laborales a su trabajador, aun siendo conocedora de los mismos.

    22/01/2018.

    Con este, son ya cinco los casos en los que Osakidetza ha sido obligada a indemnizar a sus trabajadores por no tomar medidas de salud laboral para proteger a su plantilla. Alguno de estos cinco casos ha terminado incluso en una incapacidad permanente.

    La situación empezó a enturbiarse cuando el trabajador, ya en 2004, cuando solicitó a Osakidetza un lugar adecuado al trabajo que tenía que desempeñar y tuvo que recurrir a Osalan para ello. Tras esto y a petición propia, fue trasladado de centro de trabajo por motivos de salud.

    Pero el conflicto se agravó de manera patente en 2011 entre el trabajador y la dirección de su organización de servicios. Tal y como recoge la propia Inspección de Trabajo, “La relación profesional y personal entre ambos ha deteriorado gravemente debido a múltiples razones.” Este asunto, fue tratado además en el Comité de Seguridad y Salud Laboral e incluso se puso en conocimiento de la dirección de Recursos Humanos de Osakidetza. El trabajador, solicitó en numerosas ocasiones a Osakidetza que se solucionase su situación y que se evaluasen los riesgos psicosociales de su puesto, pero Osakidetza no hizo ninguna de las dos cosas. Esta situación laboral derivó en hasta cinco bajas del trabajador por motivos como trastorno depresivo, “ansiedad generalizada en relación al estrés laboral” o “reacción depresiva prolongada”.

    La sentencia, hace suyo el informe de la Inspección de Trabajo cuando dice que los protocolos contra el acoso son deficientes, entre otros motivos porque “es totalmente irregular que un mando directivo, sea del rango que sea, pueda decidir motu proprio no utilizarlo”. Y es que la sentencia lo pone negro sobre blanco: “si bien se siguió el procedimiento de cambio de puesto de trabajo en el año 2004, no fue así posteriormente en el suscitado a partir del año 2011, no activándose tampoco el protocolo interesado ante una situación de conflicto claramente existente”.

    Queda de manifiesto que Osakidetza era conocedora de la situación y que no tomó ninguna medida adecuada para resolver el conflicto en más de 4 años, lo que causo graves daños a la salud del trabajador, que deberán ahora ser indemnizados al trabajador con la cantidad de 60.000€, además de tener que poner “fin de forma inmediata a los incumplimientos y que tome las medidas necesarias para atender a los riesgos psicosociales en el servicio”.

    El sindicato ha instado a Osakidetza a que, de una vez por todas, aborde de manera adecuada la evaluación de los riesgos psicosociales de cada puesto de trabajo de su plantilla, contando con la representación legal de las trabajadoras y trabajadores, como así han instado ya tanto Osalan como la Inspección de Trabajo. No hacerlo, está suponiendo un grave perjuicio para sus trabajadoras y trabajadores y está costando una buena cantidad de dinero de toda la ciudadanía en concepto de indemnizaciones.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.