CCOO Euskadi, contra el choque de trenes en Cataluña, a favor del diálogo, de la consulta con garantías democráticas y transversales y de un pacto de convivencia plurinacional.

  • CCOO Euskadi defiende que los problemas políticos de convivencia nacional deben enfrentarse desde la política, buscando consensos construidos a través del diálogo y la negociación.

29/09/2017.

La represión penal y la intervención policial no son la manera de enfrentar un conflicto que es eminentemente político. La estrategia del gobierno del PP, ante la pretensión de una declaración unilateral de independencia, podía haber tenido una respuesta de política de negociación, y en su caso jurídico-administrativa, como sucedió en el referéndum de hace tres años (9-N de 2014, declarado inválido). En cambio su preferencia actual por el exceso penal y policial (detenciones de cargos políticos, incautación de propaganda, cierre de webs…) suponen un ataque al ejercicio de libertades políticas fundamentales, que CCOO Euskadi rechaza frontalmente.

Por el otro lado, la hoja de ruta del independentismo, adolece de problemas de legitimidad, con un respaldo importante (47,8% en votos y 38,7% del censo electoral) pero claramente insuficiente en una sociedad dividida como la catalana. No es razonable lanzar un referéndum sin garantías, y pretender declarar sin mayorías cualificadas la independencia en 48 horas, como dicen en su ley exprés, suspendida. Por el contrario deberían buscarse apoyos más amplios en Cataluña, y en el conjunto de España, que encaucen el conflicto, y articulen una consulta con garantías democráticas y transversales, al servicio de la convivencia plural.

Por todo ello en medio de estrategias irresponsables, promovidas desde gobiernos que deberían estar al servicio y respetar la diversidad de sociedad civil, CCOO Euskadi rechaza esta dinámica de choque de trenes que se retroalimentan, y apuesta por un diálogo que busque la convivencia plurinacional. Elementos como el modelo federal plurinacional, la regulación pactada sobre consultas populares, la ordinalidad en la solidaridad del sistema financiación, la distribución territorial de las instituciones comunes, entre otras, pueden alejarnos del precipicio, y aportar caminos y soluciones.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.