CCOO acusa a Asepeyo de ocultar conscientemente el origen profesional de una sordera

    El sindicato insta a las mutuas a dejar de perjudicar a las personas trabajadoras con este tipo de prácticas.

    18/09/2017.

    La Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social en Gipuzkoa ha emitido recientemente una resolución por la que declara responsable a Asepeyo de las secuelas (sordera) que padece J.A.A.R. causadas por enfermedad profesional. Estas secuelas deberán ser indemnizadas por la citada mutua y ascienden a 1.800 euros. J.A.A.R. ha sido toda su vida trabajador metalúrgico, habiendo desempeñado tareas durante los últimos 21 años como calderero, y habiendo estado expuesto a ruidos de más de 90 decibelios. Anteriormente trabajó como hornero de fundición expuesto también a ruido en la empresa Pedro Orbegozo de Hernani. Consecuencia de todo ello está afectado por una sordera simétrica bilateral en frecuencias agudas, según diagnóstico de Osakidetza.

    De forma previa a tramitarse la solicitud ante el INSS, se tramitó ante la mutua Asepeyo, entidad que cubre las contingencias profesionales de este trabajador y por tanto responsable de cualquier posible prestación derivada de éstas. Asepeyo notificó al trabajador que la sordera deriva de un proceso degenerativo normal que nada tiene que ver con su puesto de trabajo, cerrando de forma automática el expediente, e intentando así eludir su responsabilidad ante el pago de la prestación económica.

    El responsable de salud laboral de CCOO de Euskadi, Alfonso Ríos, considera inadmisible que la mutua Asepeyo haya intentado ocultar el origen profesional del daño de este trabajador, más aún cuando tiene una responsabilidad en el pago de la prestación económica que se deriva del mismo, habiendo constatado el INSS posteriormente tanto el origen profesional del daño como la responsabilidad económica de la mutua.

    CCOO entiende que lo que pretende Asepeyo no es otra cosa que eludir su responsabilidad económica mediante actitudes que chocan de lleno con la ética médica. El sindicato exige a todas las mutuas que reconozcan el origen profesional de las dolencias cuando existan, considerando la ocultación del mismo absolutamente injusta y lesiva para los intereses de las personas trabajadoras, entendiéndose a su vez que lo que pretenden las mutuas es que las personas afectadas desistan en su reclamación.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.