CCOO de Euskadi critica al Gobierno Vasco por no hacer una "apuesta real" por la industria sino por un modelo de crecimiento con "pies de barro"

  • Afirma que la crisis actual en empresas vascas es una situación de "emergencia", generada por problemas de mala gestión y planificación

Comisiones Obreras de Euskadi ha acusado al Gobierno Vasco de no estar haciendo "una apuesta real" por la defensa de la industria vasca porque el modelo de productividad y crecimiento planteado tiene "los pies de barro" al estar basado "en la reducción de los costes laborales y el desarrollo de actividades menos vinculadas a la industria y más a los servicios".

15/09/2017. Europa Press
Santi Martínez, Loli García y Mari Cruz Vicente en un instante de la rueda de prensa

Santi Martínez, Loli García y Mari Cruz Vicente en un instante de la rueda de prensa

En una comparecencia ante los medios, la secretaria general del sindicato, Loli García, ha criticado la política industrial promovida desde el Ejecutivo Vasco, al que ha exigido "máxima responsabilidad" cuando "está inyectando dinero público en muchas empresas y no hay ningún nivel de seguimiento ni de planificación de lo que se está haciendo en esas empresas".

En su opinión, muchas de estas empresas han llegado a una situación crítica, por "problemas de mala gestión y de planificación" cuando todavía, a día de hoy, "queda mucho para recuperar el empleo del sector industrial vasco que se ha perdido durante los años de crisis".

Loli García ha señalado que su sindicato sigue "con mucha preocupación" lo que está ocurriendo en algunas empresas del sector industrial vasco. "Vivimos en una situación de emergencia que exige medidas inmediatas en el corto plazo y que demuestra que no podemos relajarnos aludiendo a superaciones ficticias de la crisis económica", ha considerado.

En opinión de la dirigente sindical, la actual situación "exige que el gobierno se responsabilice de impulsar un plan de choque consensuado con los sindicatos y empresarios donde podamos entre todos prever las situaciones de crisis y evite la extinción de contratos como único resorte empresarial para evitar los cierres", ha señalado.

CCOO ha apostado por "establecer ámbitos donde se prevean las crisis en las empresas y se puedan poner en marcha mecanismos de actuación previos a una situación final o fatal, como estamos viendo en algunas empresas vascas en estos momentos" porque, desde su punto de vista, "las recetas deben ponerse antes de llegar a esos extremos".

"Exigimos al Gobierno Vasco que deje de esconderse en fotos de unidad con la patronal, como en la de cierre del curso anterior, y empiece a trabajar de verdad junto a las personas que más sufren las consecuencias de las crisis", ha afirmado Loli García.

Reforma Fiscal

En una comparecencia en la que ha estado acompañada por la responsable de acción sindical del sindicato, Mari Cruz Vicente, y del responsable del área sociopolítica, Santi Martínez, García ha aludido a la reforma fiscal en la que trabaja el Gobierno de Urkullu.

En este sentido, ha señalado que, desde su sindicato, no comparten "bajo ningún concepto, el diagnóstico interesado de las patronales que vinculan la presión fiscal con la competititividad o la permanencia de las empresas".

A su juicio, esa visión, es "una interpretación simplista y muy interesada que pretende instalar en el ideario colectivo una opinión contraria a este tipo de impuestos a las empresas", cuando, en realidad, en la competitividad de las empresas "influyen aspectos tan importantes como el empleo estable, la innovación o la gestión empresarial", ha remarcado.

CCOO de Euskadi propone, por el contrario, que la subida fiscal en torno al impuesto de sociedades, ponga "el foco en los beneficios, y no en el tamaño de las empresas, y en la mejora de los trabajos de control de inspección del fraude fiscal".

Finalmente, ha reclamado la creación de una Ley de Participación Institucional para dotar de "un marco estable" a la concertación social y donde estén presentes administraciones, sindicatos y empresarios.

El objetivo de la citada ley sería dotar a ese debate en torno al diálogo social de la mayor "transparencia" porque es la mejor manera de que "no se oculten negociaciones bilaterales entre gobierno y patronal en cuestiones tan importantes como la política fiscal y su reforma mediante una apuesta por el secretismo".

Por otro lado, la responsable de Acción Sindical, Mari Cruz Vicente, ha negado que en Euskadi haya un problema de "estatalización" en torno a la negociación colectiva sino que el problema radica en que ELA y LAB han apostado por "bloquear" la negociación y solo pretenden, con el argumento de la estatalización, "engañar y burlarse" de los trabajadores vascos".

Para Mari Cruz Vicente, ELA ha apostado por un "abandono de los ámbitos de negociación vascos" del que LAB ha hecho "seguidismo", poniendo ambos "sus intereses" por encima de los intereses laborales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.